5.- CONCLUSIONES Y PROPUESTAS

Realizar este proyecto me ha supuesto hacer una retrospectiva de mi vida, a la vez de ampliar mi punto de vista. Cómo si hilara una enorme red llena de preciosas conexiones; desde la filosofía oriental hasta dinámicas de juegos de campamentos, nuevas tecnologías con el teatro de toda la vida. Una visión holística y multidisciplinar, donde es fundamental la colaboración y aportación de diferentes profesiones, medios, y contextos, e incluye como elemento básico la mirada del menor. Durante estos meses de construcción, he aplicado, siempre que he podido, los principios de la no-violencia en mi trabajo, monitora de extraescolares con niños entre los 4 y los 12. No es el camino más rápido ni el más fácil, sin embargo cada vez que he podido mediar en un conflicto entre los niños, sin ser directiva, si no escuchando y mediando el resultado ha sido muy constructivo.

 

Valga como PROPUESTA  que la realidad del mismo es aún más complejo, faltan por añadir, los beneficios y aportaciones de las artes marciales, como el control de la respiración, la meditación, y técnicas de autodefensa en el desarrollo de la metodología, que no están debidamente reflejados en el proyecto porque  a mí me faltarían años para investigarlo. Sin embargo he creído necesario apuntar que la IDEA no es originalmente mía, y que lo que yo he desarrollado es lo que compete a mis actuales estudios como educadora social. (Susana Murillo)